¿Por qué AI y 5G hacen un buen equipo?

Cuando se combinan, las tecnologías tienen un gran impacto.

Es la reunión de dos tecnologías muy publicitadas y potencialmente transformadoras.

En una esquina, hay un novato, 5G: redes de mayor ancho de banda que prometen una velocidad súper rápida y una mayor capacidad de respuesta y confiabilidad. Y en el otro, la inteligencia artificial (IA), tecnología que puede analizar cantidades masivas de datos y aprender de acciones anteriores. Pero combinadas juntas, las redes 5G y la IA tienen el potencial de ofrecer un golpe significativamente más poderoso. Algunos expertos de la industria sostienen que el diferenciador clave entre las redes móviles será la calidad de la IA en sus sistemas. 

“Juntos, AI y 5G harán posibles capacidades que nunca antes existieron”, dice Prakash Sangam, director y fundador de Tantra Analyst , una firma de alta tecnología de investigación, análisis y asesoramiento estratégico.

Mayor complejidad

Una razón para esta relación simbiótica proviene de la mayor complejidad de las redes 5G. ¿Por qué son complicados? Para empezar, existe su tecnología de radio básica, que utiliza frecuencias más altas y requiere mecanismos de conexión más sofisticados. Además, las redes deben poder ajustar los recursos en tiempo real para adaptarse a las condiciones cambiantes. También es la gran cantidad de diferentes tipos de dispositivos, desde robots hasta teléfonos inteligentes, que deberán conectarse. Y muchas aplicaciones, como los autos sin conductor, producirán grandes cantidades de datos y requerirán capacidades analíticas masivas.

El resultado: las capacidades de IA son necesarias no solo para comprender y actuar sobre toda esa información, sino también para garantizar la confiabilidad básica.

“AI, especialmente el aprendizaje de máquina, puede reducir la complejidad de la gestión de la red 5G y asegurarse de que está disponible y confiable”, dice Jeff Loucks, director ejecutivo de Deloitte ‘s Centro de Tecnología, Medios y Telecomunicaciones .

Además, según Loucks, las capacidades de IA permitirán a las redes identificar problemas, como fallas en el servicio o una falla en la fábrica, y luego diagnosticar y solucionar esos problemas automáticamente. Con el tiempo, podrá predecir problemas antes de que sucedan. Además, AI puede ayudar a las compañías de telecomunicaciones a diseñar nuevos servicios 5G mediante el análisis de datos en tiempo real para garantizar que haya recursos de red adecuados y determinar dónde se requieren más.

“Al analizar sus conexiones de red históricas y actuales, las compañías pueden ver qué áreas de la red necesitan más inversión”, dice Loucks.

Edge y Cloud

Las redes AI y 5G también tienen capacidades complementarias, según expertos de la industria.

Lo más importante es la cuestión del borde. Con la introducción de procesadores pequeños y de bajo costo, según expertos de la industria, más análisis e inferencia de inteligencia artificial no sucederá en la nube centralizada, sino a nivel de teléfonos inteligentes y otros dispositivos. Esto se conoce como computación perimetral, un sistema de computación descentralizado que permite que el almacenamiento de datos esté más cerca de la ubicación donde se necesita, lo que resulta en una latencia más baja o el tiempo que toma una solicitud para viajar desde el remitente al receptor y receptor para procesar esa solicitud. Eso es especialmente cierto para los casos en que grandes cantidades de datos deben procesarse de inmediato.

“Tiene sentido mantener la inteligencia lo más cerca posible de la aplicación”, dice Sangam.

Además, mantener los datos locales, en lugar de residir en una nube centralizada, puede aumentar las protecciones de seguridad y privacidad.

Al mismo tiempo, es probable que las funciones de procesamiento intensivo tengan lugar en la nube. Pero estarán conectados a dispositivos a través de una red 5G, que proporcionará la alta velocidad, confiabilidad y baja latencia necesarias. El resultado: “En última instancia, habrá una mezcla de 5G, IA y procesamiento de borde”, dice Loucks.

Tomemos, por ejemplo, autos sin conductor. Estos vehículos necesitarán dar sentido a grandes cantidades de puntos de datos de miles de sensores, por ejemplo, si un objeto adelante es una persona o escombros, y lo harán de manera continua y en cuestión de segundos. Pero hay mucha otra información, como el rendimiento o el mantenimiento predictivo, que puede residir en una nube centralizada. Tan importante, según Sangam, será el lugar para el “entrenamiento” de IA, es decir, donde tiene lugar el proceso de identificación y clasificación de objetos.

“El aprendizaje ocurrirá en la nube y la ejecución ocurrirá a nivel de dispositivo”, dice.

Los puertos son otro ejemplo. Sus sistemas para administrar, por ejemplo, las grúas apiladoras podrían ser locales, mientras que la programación del atraque de los barcos, así como el procesamiento de documentos y la facturación para el manejo de la carga, se realizarían en una nube centralizada, según Phil Wilson, director gerente de Deloitte. Consultante.

En última instancia, AI proporciona la inteligencia para dar sentido a la complejidad de 5G, mientras que la red 5G proporciona un mecanismo para transmitir la gran cantidad de datos que requieren los sistemas de AI.

“Cuando combinas 5G e IA, lo que obtienes es mucho más poderoso que lo que tienes cuando cada uno está operando por sí mismo”, dice Sangram.

Tengo una pregunta

Conoce más en Sona Colombia / Sona Internacional

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s